miércoles. 11.12.2019

Espido Freire: “Si nos cargamos la cultura, eliminamos muchos siglos de progreso”

La escritora bilbaína ha visitado el Instituto García Bernalt para encontrarse con alumnos de 4º de la ESO y ha compartido con SALAMANCA24HORAS sus impresiones sobre el momento que atraviesan la educación y la cultura, así como su opinión acerca del lugar que ocupan en Salamanca

Espido Freire: “Si nos cargamos la cultura, eliminamos muchos siglos de progreso”

La escritora Espido Freire ha visitado durante la mañana de este jueves el Instituto García Bernalt para impartir una charla con alumnos de 4º de Educación Secundaria. La escritora bilbaína ha disertado sobre ‘El trabajo de una escritora’ para motivar a su joven público en el cultivo de la literatura. Esta actividad se enmarca dentro del Plan de Fomento de la Lectura y la participación del mismo en el Programa de la Dirección General de Industrias Culturales y del Libro, que lleva por título ‘Encuentros Literarios’ 2017, realizados por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

Espido Freire ha tratado de encontrarse con los alumnos cara a cara para buscar un enriquecimiento mutuo del que todo el mundo pueda aprender, incluida ella. “Dentro de las actividades que los escritores realizamos a lo largo del año están aquellas que compartimos con los adolescentes, estudiantes de Secundaria, y que inspira el Ministerio de Cultura. Dentro de ese programa estoy aquí para encontrarme con alumnos de 4º de la ESO y contarles qué significa escribir y qué significa leer, para ellos y para mí”, ha explicado a SALAMANCA24HORAS.

“Siempre he pensado que la mejor manera de convencer a los jóvenes de algo es transmitirles una pasión, en este caso la que yo siento, y que vean si les puede ser útil o no. Estamos ante una generación de chavales que son increíblemente prácticos, que si no ven el uso inmediato de algo tienden a desecharlo. Sin embargo, dentro de la literatura se pueden tender muchos puentes, la fantasía, la capacidad de expresión, que es muy importante hoy en día, o crear su propia empresa o sociedad a través de la comunicación”, ha valorado. Por eso, Espido Freire trata de enganchar su interés a través de experiencias, suyas o de compañeros, y anécdotas, además de hablar de sus noveles, que en algunos casos los alumnos han trabajado e intenta acercarse a su mundo. “Siempre así. No trato de que ellos vengan, sino ir yo”, ha confirmado.

En un momento en que la cultura atraviesa una larga crisis de fomento y consumo, Espido Freire tira con bala y sin tapujos. “Yo me atrevo a decir que se está viviendo una situación de auténtico boicot a la cultura. Se nos ha privado de medios, se nos ha privado de espacios y se nos ha privado de visibilidad. No estoy hablando únicamente de la literatura, sino de la cultura en sentido más amplio. Esto dura ya unos cuantos años, se acentuó con la crisis pero no está despejándose. Es muy lamentable que, en un momento en el que tenemos el acceso a la información y a la comunicación mayor que nunca con una herramienta como es internet que nos permite el acceso a cualquier obra y a cualquier cuestión, no se esté trabajando de verdad en derechos de autor, ni se esté invirtiendo en el idioma, que es uno de nuestros mayores patrimonios, ni se esté invirtiendo en cultura, que no deja de ser presente y futuro”, argumenta.

En su opinión, la solución pasa por devolver a la cultura la importancia que se le ha restado. “Es así de simple. Desde Primaria y Secundaria hasta los propios espacios públicos. Es una labor de educación, pero no solo de chavales, también de adultos. Hay que tomar conciencia de que si nos cargamos el teatro, la música, clásica y contemporánea, la literatura, la poesía y el cine, nos quedamos sin diferencia. Hemos eliminado muchos siglos de progreso que nos colocaron en el mundo y vamos a perder ese puesto”, ha advertido.

De igual manera, la escritora bilbaína se ha mostrado satisfecha de estar en Salamanca y ha puesto en valor su predilección por la cultura. “Una cosa es la cultura y otra es la educación, aunque creo que van de la mano. Es muy difícil que haya un interés por la cultura en un lugar en el que no hay educación y Salamanca en eso ha sido ejemplar. También es cierto eso que decían. ‘Lo que natura no daba, Salamanca no prestaba’. Bueno, aquí tenemos dos sedes que para mí son muy queridas. Una de ellas es la Casa Lis, que ha hecho una labor de recuperación de un estilo artístico y de una manera de ver la vida, absolutamente única en todo el país. Y por otro lado, la Universidad de Salamanca, que conlleva una vida estudiantil muy interesante, que en ocasiones obedece a las necesidades de la edad, muchas veces más a la juerga que a otro tipo de cosas, pero está bien que se siembren esas semillas, porque en algún momento fructifican”, ha concluido.

Espido Freire: “Si nos cargamos la cultura, eliminamos muchos siglos de progreso”
Comentarios